El Periódico de Morona Santiago
Macas - Morona Santiago -  Ecuador

Edgar Llerena C.

Cambia, todo cambia… en política

Escrito por

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Por: Edgar Llerena C.
Con el perdón de los analistas políticos, me atrevo a hacer algunas reflexiones de lo que está pasando en el país y provincia porque nos compete y nos afecta a los ciudadanos. Alerto que sólo son elementos para el análisis.

Todos evidenciamos que en el Ecuador de hoy, hay cuatro corrientes políticas que están disputando los cargos en las elecciones generales del 2017. Nada está definido hasta el momento, hay muchos indecisos y, claro, hay cambios rápidos en la correlación. Estas corrientes, a nuestro entender, son: la gobiernista (AP-35), los social cristianos (Lista 6), la de Guillermo Lazo (21), y las fuerzas sociales y de izquierda de Unidad Nacional por el Cambio, listas 2-12-18. Las otras ocupan un espacio muy marginal en el espectro político.

Sin lugar a dudas, por la ventaja de la acumulación de poderes y propaganda del régimen, Alianza País todavía tiene la primera opción electoral, pero se debe aclarar que es una fuerza a la baja, y a pesar que las encuestas oficiales sigan ubicándole con altos índices, ya no es así; por lo que todo apunta a que habrá una segunda vuelta electoral, con desenlace distinto.

A los candidatos oficialistas les afecta lo que ocurre en el país, que en los últimos meses se hayan destapado una serie de denuncias y escándalos que vinculan a los mandos medios y altas esferas del régimen. Les afecta el caso de los pases en la Policía, que complica al Ministro Serrano, los negociados de Petroecuador que vinculan a los funcionarios cercanos al candidato y actual Vicepresidente, el tema del Circo Social que relaciona al propio candidato Lenin Moreno, los 33.5 millones de dólares que la empresa ODEBRECH habría entregado a altos funcionarios del gobierno de Rafael Correa, la ausencia de control y fiscalización, las denuncias, entre otros.

A esta realidad se suma el descontento de amplios sectores afectados por la política del Presidente Correa, como es el incremento del desempleo, la crítica a la administración pública, la dura situación de los estudiantes que no pueden acceder a las universidades, el endeudamiento externo agresivo con los chinos, la política petrolera, el extractivismo y el conflicto contra los shuar en Nankints, los trabajadores despedidos y política de contratos a cambio de apoyo, la incautación de los fondos de los maestros, la eliminación de las organizaciones sociales y fundaciones, y otros aspectos que con seguridad pasarán factura a los candidatos oficialistas en esta campaña.

La otra corriente es la de la banca, encabezada por Guillermo Lasso, lista 21, candidatura lanzada mucho tiempo antes, que se mantiene estancada por varios meses y ahora comparte un segundo lugar con las corrientes de Paco Moncayo y Cinthya Viteri. Esta candidatura tiene una cobertura importante de propaganda y recursos económicos de los empresarios, aunque le pesa la sombra del “Feriado Bancario” cuando participó como “Superministro de economía” del destituido gobierno de Mahuad. Localmente, su candidato a Asambleísta es un ex alcalde de Pachakutik, ex fundador de ETSA, y ex funcionario de País en el Consejo de Participación y Control Ciudadano, miembro de SUMA y, que aunque obtendrá una votación indígena, deberá superar en la opinión pública el “bache” de haber pasado por otros partidos.

La corriente de los empresarios encabezados por Cinthya Viteri de la lista 6, que no logró los acuerdos esperados; se le fueron AVANZA, el grupo del Prefecto Carrasco de Azuay (que por cierto quedó muy mal parado por andar negociando su candidatura en los otros grupos). Todos querían ser candidatos y se impuso la decisión de Nebot; sin duda esto afectó al proyecto de la derecha. En Morona Santiago no sacaron candidatos a pesar del apoyo del Prefecto Chumpi, que finalmente se mantiene al margen.

El Acuerdo Nacional por el Cambio, se podría decir, que logró un buen acuerdo al integrar a los sectores desde la Izquierda al centro y sacar en consenso la candidatura del General Paco Moncayo, que según las informaciones de encuestas serias, tendría un importante crecimiento que le pone en el bloque que disputa el poder.

En Morona Santiago, esta tendencia tiene candidaturas que disputan los puestos en la Asamblea. Por el lado de Pachakutik, que siendo la primera fuerza local, tiene incidencia en la población indígena (habría que ver cuánto afecta el tema de la condena al Prefecto Chumpi y el conflicto de Nankints); por el lado de la ID, aunque no hay mayor expresión política y, del lado de Unidad Popular con el candidato Dr. Rigoberto Delgado, a quienes se sumaron los activistas de Fuerza Amazónica, que tiene importantes perspectivas.

En resumen, en nuestra provincia, hay un importante debate para definir quiénes serán las organizaciones que ubiquen los dos Asambleístas; si se mantiene la tendencia de Pachakutik y Alianza País, o hay un cambio hacia nuevas figuras. Expreso esto, debido al papel cumplido por los últimos Asambleístas, que han sido criticados por la falta de presencia y accionar en la Asamblea Nacional, y que con seguridad incidirá en los electores al momento de la votación.

Finalmente, aspiro a que la ciudadanía tome muy en serio esta votación; lo haga con consciencia y responsabilidad, ya que el rumbo del país de los próximos años dependerá de esa decisión. Cada voto es parte de ese cambio y cada elector tiene la responsabilidad de hacerlo bien. Lo que es yo, ya he definido mi voto!. Y usted? (O)

Por: Edgar Llerena C.

OPEN

30 datos de Mark Zuckerberg en su cumpleaños número 30