El Periódico de Morona Santiago
Macas - Morona Santiago -  Ecuador

Marco Alulema M.

Semana Crucial

|
Escrito por Marco Alulema Miranda

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Entramos a los tres últimos días de la campaña electoral más agresiva y penosa de la que tengamos recuerdo en los últimos años, en un Ecuador en el que, por lo visto, la polarización entre dos sectores "ideológicos" o "políticos" ha llegado a niveles nunca antes vistos.

Es que, al parecer, ese fue el objetivo de las políticas comunicacionales oficiales de la última década: dividir a un País en pobres y ricos, en patriotas y antipatriotas, en pueblo y pelucones. Y por desgracia, parece que se lo ha conseguido. Porque ahora no hay más que dos "bandos", los buenos, y los malos. Los que apoyan al gobierno, y los enemigos de la Patria. Si no estás conmigo, estás contra mí. Y punto.

Es triste ver cómo, entre amigos de años (y hasta entre familiares), más aún en ciudades pequeñas como la nuestra, se ha creado la desconfianza mutua, la ofensa solapada, la "enemistad política" que muchas veces va mucho más allá que la contienda electoral.

La ofensa cobarde por las redes, y la mentira infame, escondidos en el anonimato, es abominable. Es también doloroso ver cómo, ciudadanos que hasta hace pocos años, no significaban nada más que eso, ciudadanos comunes y corrientes sin ningún poder ni influencia, hoy hacen alarde de esos dos argumentos para hacer y deshacer en instituciones públicas y en la vida de los demás. Y todo escudados en qué: en un poder miserable adquirido con el único mérito de su adhesión, muy oportuna por supuesto, al poder de turno, no en ningún mérito profesional o personal como debería ser en una sociedad justa y equitativa.

Se habla de una campaña en la que unos pueden hacer lo que quieran y el resto nada. En que los poderes del Estado están a las órdenes de unos, y contra todos los demás. En que se obliga (así se dice) a los funcionarios públicos a hacer campaña por ciertos candidatos. Nos denunciaban que, por ejemplo, en Macas, un candidato utiliza como fotógrafo de su campaña, a un ciudadano que está con sueldo por contrato en la institución en la que el candidato era jefe hasta hace poco, y que ese contratado nunca va a la oficina. Será cierta tanta barbarie? 

Se hablan tantas cosas, muchas se pueden comprobar fácilmente, como que las graves denuncias sobre supuesta corrupción de altos funcionarios del gobierno están en "veremos" mientras en los demás países hay presos y enjuiciados. 

Lo cierto es que, el próximo domingo se juegan los destinos del País. Un País innegablemente polarizado y dividido hasta sus entrañas, que difícilmente podrá ser unido sin que la clase política tome acciones decididas y firmes en beneficio de la Patria, no de un grupo político, cualquiera que este sea. Un Ecuador en crisis social, política y económica, porque no se puede tapar el sol con un dedo y esas crisis las sentimos todos, todos los días.

Pensemos en lo mejor para la Patria y analicemos seriamente a quien confiaremos su destino en los próximos cuatro años. Para experimentos, creo que nuestra historia ha tenido suficientes y es hora de que abramos los ojos y pongamos al Ecuador en las manos de los mejores hombres y mujeres, cerrando los oídos a ofrecimientos populistas y demagógicos de última hora, sobre cosas que, en el poder, no pudieron o no quisieron cumplir. Los fracasos de los gobiernos no golpean a los que los dirigen, golpean a los que los eligen, mucho más a los que, a duras penas comemos pan, mientras otros comen... otra cosa. (O)

OPEN

30 datos de Mark Zuckerberg en su cumpleaños número 30